Cambio de época vs época de cambios

1 junio, 2017 · Leído en 3 minutos

El entorno contextual en el que están inmersas las empresas se caracteriza por un cambio constante e imparable que ha modificado los factores de competencia de manera irreversible.

Estos cambios, principalmente son consecuencia de:

  1. La de la globalización y la irrupción de las economías emergentes,
  2. El acceso al conocimiento unido a la conectividad casi ilimitada,
  3. La irrupción de nuevas tecnologías –tecnologías 4.0-,
  4. Cambios estructurales demográficos –como la aparición de las nuevas generaciones millenials, generación Z y generación Alfa-, que suponen cambios en estilos de vida,
  5. Los cambios en los hábitos de consumo –individualización y personalización-
  6. La economía colaborativa y experiencial.

Si además, tenemos en cuenta la naturaleza de dichos cambios, nos daremos cuenta que cada vez son más rápidos e impredecibles, y ello está dando como resultado un cambio de época (más que una época de cambios) en el modo en que surgen y se desarrollan los negocios.

Este contexto es especialmente relevante en un tejido empresarial como el español, formado mayoritariamente por pequeñas y medianas empresas que representan más del 90% de las empresas.

Porque si a esta característica, le añadimos que muchas de estas PYMES se hallan dentro de sectores industriales maduros y con baja intensidad tecnológica, podemos explicar el hecho de que muchas de ellas se hayan visto afectadas en la actual crisis, por un descenso de su competitividad, habiéndose visto abocadas a llevar a cabo procesos de reconversión.

Ello ha sido así, pues una gran mayoría de estos negocios están gestionados de manera excesivamente enfocada en el corto plazo, a la explotación del negocio, siendo poco conscientes, e incluso ajenos, a cómo los cambios anteriormente mencionados afectaban a la sostenibilidad de sus negocios.

Así pues, termino como empecé este artículo, recordando que no esperemos que la situación de nuestras empresas vuelva a ser la que existía antes de la crisis, porque ni los mercados, ni los competidores, ni los clientes, ni los productos, ni nuestras propias empresas son las mismas. Porque estamos en un cambio de época y no en una época de cambios.

Suscríbete a mi Newsletter
Si quieres estar al día de mis jornadas, informes y artículos, suscríbete al boletín de noticias.
Suscríbete
Si quieres darte de baja en nuestro boletín de noticias, pulsa aquí.

También te puede interesar

¿Cambiará el actual modelo de negocio en la alimentación en el futuro? POST 3/4: Cambios en los canales de distribución

En los anteriores posts (1/4 y 2/4), reflexionamos sobre cuáles previsiblemente serán los cambios que afectarán a la propuesta de valor de la empresa de alimentación y cómo debería cambiar…

Leído en 8 minutos

La hipercompetitividad en la actualidad

La hipercompetitividad como sabemos hace referencia a la situación que se produce en determinados sectores en los que se da un avance rápido y continuo de las tecnologías y soluciones,…

Leído en 4 minutos

¿Cambiará el actual modelo de negocio en la alimentación en el futuro? Post 2/4: Cambios en la relación con los consumidores

Continuamos reflexionando sobre cómo en mi opinión cambiará el actual modelo de negocio de la alimentación en el futuro. En el anterior post, reflexionábamos sobre los cambios que afectarán a…

Leído en 8 minutos

Comentarios

    © 2020 Jesús Navarro Campos. Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Hecho con por bilnea